Las oportunidades existen. No cierres los ojos.

Muchas veces las ocasiones se presentan cuando menos lo imaginamos o en las situaciones más imprevistas.

Nuestra actitud debe ser de alerta continua, siempre mirando al mercado, conociendo cada vez mejor nuestros clientes y sin perder de vista la competencia.

Se trata de descubrir, adivinar e incluso intuir cualquier posible oportunidad.

Y en cuanto veamos una, debemos ser rápidos a la hora de analizarla, firmes para tomar una decisión, sea cual sea, y constantes en su ejecución. En definitiva, podemos ir mirando al suelo o, por el contrario, podemos tener actitud de atención ante todo lo que se nos pasa por delante: es nuestra elección.

Hablando de oportunidades…Que gran ejemplo nos da el padre de Sabrina, un simple chófer que sabe ver la oportunidad y actuar con maestría.


TODO SOBRE ESTA PELÍCULA EN IMDB